" TRES COSAS TIENE ROQUETAS QUE NO LAS TIENE MADRID, BARRIO BAJO, LA NORIETA Y LOS CORTIJOS DE MARÍN "

    Frase esta, que en broma los roqueteros decían a los pocos foráneos que nos visitaban y que decían no gustarle el pueblo. La verdad que Roquetas no tenía nada que gustar para los forasteros, a no ser la tranquilidad, su clima y sus playas, aunque a estas últimas no daban entonces el valor y la importancia que se les da hoy día. Aún se sigue escuchando esta frase.