" ¿QUIÉN ES ELLA? "

    En la entrada del Puerto, junto a las cocheras, estaba el único taller mecánico de Roquetas a mediado de siglo. El parque automovilístico era escaso; cuatro o seis camiones de pequeño tonelaje, el correo y los barcos de motor, era el sustento de este taller. Su dueño era Juan García (padre), señor este aparentemente serio, pero que en realidad, era un tanto cachondo. Gustaba siempre de echar la culpa de todos los desaguisados que se producían en el pueblo a las mujeres. Cuando surgía algún altercado o problema, en tono un tanto misógino y jocoso preguntaba: ¿Quién es ella?. De antemano prejuzgaba el hecho y culpaba a las mujeres, aunque fueran los hombres los protagonistas de lo ocurrido. En cierta ocasión se cuenta, que al pasar por una calle donde había una trifulca entre dos hombres, al preguntar a uno de los curiosos que por allí había que quien era ella, éste le contestó que no era ella, sino ellos; pero al preguntarle a otro el por qué de la pelea, la respuesta fue la siguiente: Es que la mujer de fulano le ha dicho puta a la de mengano. Ya sabía yo que que habían sido ellas... repuso Juan con su humor y sorna habitual, y deteniéndose un poco al hablar.

   Se emplea dicha frase medio en serio y medio en broma, cuando son las mujeres las presuntas causantes de un problema y no se conoce de quién se trata.